Blog Asesor

Blog especializado en la ayuda a cualquier persona que quiera mejorar sus finanzas

Si la declaración de la renta me sale a pagar, ¿lo tengo que abonar en el mismo momento?

Si tu borrado de la declaración de la renta te sale a pagar y no sabes si lo vas a tener que abonar en cuanto la presentes o si puedes aplazar o fraccionar el pago, por eso desde este blog te mostraremos tus opciones para no tener que abonar el importe ahora:

1. Fraccionamiento del pago.

Conforme los artículos 97.2 de la Ley de IRPF y 62 del Reglamento, dice que los contribuyentes que presenten declaración de la renta con resultado a pagar en favor de Hacienda podrán solicitar el fraccionamiento de las deudas tributarias relativas a la declaración de IRPF. Así, se abonarán en dos plazos: un primer abono del 60% en el momento de la declaración, y el 40% restante se aplazará.

Para poder beneficiarte de esta opción, has de tener en cuenta que la declaración se deberá presentar en el período establecido (entre el 1 de abril y el 30 de junio) y no podrá tratarse de una autoliquidación complementaria. Para más información sobre este apartado.

2. Aplazamiento del pago.

También podrías optar por el aplazamiento del importe a ingresar, de acuerdo con lo establecido en el artículo 65 de la Ley General Tributaria. De esta forma, se permite aplazar la deuda tributaria cuando tu situación económico-financiera te impida temporalmente efectuar el pago en los plazos establecidos.

3. Solicitud de suspensión del ingreso.

Según el artículo 97.6 de la Ley de IRPF, si estás casado y tu cónyuge obtiene en su declaración un resultado negativo (a devolver), podrás presentar una solicitud de suspensión del ingreso en una cuantía igual o inferior a la devolución. Dicho de otra forma, se podría compensar lo que tienes que ingresar con la cantidad que Hacienda le tendría que devolver a tu cónyuge. Teniendo en cuenta que las devoluciones pueden no ser inmediatas, y tardar varios meses sin que se realice el ingreso en tu cuenta (de hecho, Hacienda tendrá 6 meses de plazo para pagarte sin que se devenguen intereses de demora), en una situación de falta de liquidez podría ser una opción a considerar, al reducir el importe a ingresar en este momento.

No obstante, para que acepten la solicitud se han de cumplir una serie de requisitos:

  • El cónyuge deberá renunciar al cobro de la devolución hasta el importe de la deuda cuya suspensión haya sido solicitada.
  • La deuda cuya suspensión se solicita y la devolución pretendida deberán corresponder al mismo período impositivo.
  • Ambas autoliquidaciones deberán presentarse de forma simultánea dentro del plazo.
  • Los cónyuges no podrán estar acogidos al sistema de cuenta corriente tributaria.
  • Los cónyuges deberán estar al corriente en el pago de sus obligaciones tributarias.

¿Cómo puedes pedir el aplazamiento o fraccionamiento?

Podrás solicitarlo en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria, dentro del apartado de “Trámites destacados”, en la opción “Aplazamiento y fraccionamiento de deudas”, utilizando: Cl@ve PIN, certificado electrónico o DNI-e.

También se puede optar por acudir personalmente a las oficinas de la Agencia Tributaria, al tiempo de presentar la declaración.

Si quieres saber más de como se presenta te dejamos este enlace a la pagina de Hacienda donde te explica como presentar el borrador de la declaración de la renta.

¿Se tiene que entregar alguna garantía por el aplazamiento o fraccionamiento?

Según el artículo 65.3 de la Ley General Tributaria, las deudas aplazadas o fraccionadas deberán garantizarse. No obstante, la Agencia Tributaria determina que quedarán exentos de aportar garantías para la concesión de la solicitud hasta 30.000 euros.

Leticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Sergio Javier coronel. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Volver arriba