Blog Asesor

Blog especializado en la ayuda a cualquier persona que quiera mejorar sus finanzas

¿Tu hijo trabaja?: ¿Qué pasa con tu declaración de la renta?

Tu hijo actualmente de encuentra trabajando, es menor de 25 años y vive contigo, pero no sabes cómo afecta esto a tu declaración de la renta, no te preocupes en lo más está situación es bastante frecuente, aunque no lo creas.

Lo primero que debes saber es que cuando se realiza la declaración de la renta, debes de tener en cuenta las circunstancias personales y familiares tuyas, las cuales pueden reducir significativamente el importe a ingresar (o aumentar el importe a devolver).

Qué pasa con el mínimo por descendiente.

Aquí es donde te  encuentras con el mínimo por descendiente, regulado en los artículos 58 y 61 de la Ley de IRPF, el cual se reducirá en el cálculo de la cuota íntegra. Se tendrá derecho al mínimo por cada hijo, siempre y cuando sean menores de veinticinco años o con discapacidad cualquiera que sea su edad, convivan con el contribuyente y no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros. Si se cumplen estos requisitos, podrás aplicar las siguientes cantidades:

  • 400 euros anuales por el primero.
  • 700 euros anuales por el segundo.
  • 000 euros anuales por el tercero.
  • 500 euros anuales por el cuarto y siguientes.

No obstante, no procederá la aplicación del mínimo por descendientes, cuando los hijos que generen el derecho al mínimo presenten la declaración de la renta con rentas superiores a 1.800 euros.

Ante esta situación tenemos dos opciones, que habrán de tenerse en cuenta para determinar cuál es la más beneficiosa.

1. Tu hijo presenta la declaración de la renta

Por un lado, tu hijo podría presentar la declaración de la renta para obtener la devolución del impuesto (ya que si es una renta baja el resultado será negativo, es decir, a devolver). Pero al mismo tiempo se ha de tener en cuenta que los padres pierden el derecho a aplicar el mínimo por descendiente, y por tanto, no podrán reducir esa cuantía en el cálculos de sus cuotas íntegras. Así, es recomendable hacer cálculos para determinar si lo que obtiene tu hijo por la devolución del impuesto es mayor que el efecto que tiene en tu declaración la pérdida del derecho a aplicar el mínimo.

2.No presentar la declaración de IRPF

Por otro lado, si la devolución que obtendría tu hijo es menor que el efecto que tiene en tu declaración la aplicación del impuesto, convendría que tu hijo no realice la declaración de la renta, aunque no reciba la devolución de las retenciones, puesto que sería lo más beneficioso para el conjunto de la unidad familiar.

Requisitos para aplicar el mínimo por descendientes

Cabe destacar que, para poder aplicar el mínimo por descendiente, tu hijo no podrá obtener rentas superiores a 8.000 euros. Si sus rentas son superiores a este importe, los padres perderán automáticamente el derecho a aplicar el mínimo por descendientes, por lo que siempre será beneficioso que tu hijo presente la declaración de la renta, ya que tú no obtendrás ningún beneficio en tu declaración, tanto si la presenta como si no.

 

Además, si obtiene rentas inferiores a 1.800 euros tu hijo podrá presentar la declaración de la renta sin problemas, ya que la Ley indicia que los padres perderán el derecho a aplicar el mínimo por descendiente cuando éste realice la declaración con rentas superiores a 1.800 euros. Por tanto, tu hijo podrá solicitar la devolución de las retenciones y tú podrás aplicar el mínimo por descendientes.

Le recordamos que puede obtener los borradores de la declaración tanto en tributación individual como en conjunta, lo que le ayudará a hacer cálculos.

Como siempre te quiero dar gracias por leerme y ya sabes como siempre déjame tus comentarios si tienes alguna duda.

Leticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Sergio Javier coronel. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Volver arriba